Cómo tratar las Aftas o Llagas Bucales

¿Qué me da para esta llaga que me ha salido en la boca?

Esta es una de las preguntas que más escuchamos en la farmacia y estas “llagas en la boca” reciben el nombre de Aftas bucales.

¿ Qué son las Aftas bucales?

Son lesiones poco profundas normalmente redondeadas y regulares con fondo amarillo grisáceo y bordes bien definidos de color rojizo (debido a la inflamación) que se forman en la boca.
Aunque suelen ser dolorosas, normalmente se curan en pocos días sin dejar cicatriz y con la edad los episodios suelen ser menos severos.
Aparecen más en primavera y en otoño y no son contagiosas.

¿Por qué aparecen las Aftas bucales?

En la mayoría de los casos se desconoce aunque existen ciertos factores que favorecen su aparición:

  • CAUSAS GENÉTICAS ya que las personas con familiares que suelen padecer aftas, también a menudo las padecen.
  • FACTORES FÍSICOS producidos por traumatismos, dentaduras postizas o por aparatos de ortodoncia, pequeñas mordeduras en la lengua o en el interior de las mejillas y hasta cambios de temperatura.
  • FACTORES PSICOLÓGICOS como el estrés.
  • FACTORES NUTRICIONALES como el déficit de: Hierro, Zinc, Vitamina B12 y Ácido Fólico. También pueden aparecer por alergias a determinados alimentos.
  • FACTORES ENDOCRINOS, las aftas no son usuales en el embarazo pero sí es fácil que se produzcan durante la menstruación debido a cambios hormonales.
  • FACTORES QUÍMICOS: Como la sensibilidad al Lauril Sulfato Sódico, ingrediente clave en muchos productos de higiene como la pasta dentífrica. Dejar de fumar puede provocar al principio la aparición de pequeñas llagas en la boca. También la toma de algunos medicamentos se puede relacionar con la aparición de aftas bucales: Antiinflamatorios, antihipertensivos, antivirales, antitumorales…

¿Sabías que la aparición de aftas bucales es más frecuente en mujeres que en hombres y así mismo, las padecen más los caucásicos que la gente de color?

Tratamientos para las aftas bucales

  • Productos a base de Ácido hialurónico que regenera la mucosa y posee un rápido efecto analgésico y antiinflamatorio.
  • Vitaminas y principios activos de origen vegetal como el Aloe Vera, el Ruibarbo y el Propóleo.
  • Antisépticos como la clorhexidina y Antibióticos como neomicina, gentamicina, tirotricina… para prevenir sobreinfecciones.
Con precaución, porque usados a largo plazo producen tinción dentaria
  • Medicamentos con antiinflamatorios (enoxolona, triamcinolona, AAS), anestésicos locales (benzocaína y lidocaína), corticoides (hidrocortisona…) y antifúngicos (nistatina).

Consejos ante la aparición de llagas o aftas bucales para aliviar el dolor

  • Intenta no consumir alimentos picantes, ácidos, salados o muy calientes.
  • Tampoco son recomendables las bebidas alcohólicas o carbonatadas: coca-cola, gaseosa…
  • Evita los alimentos que al masticarlos pueden producir aristas como las papas o algunas galletas.
  • Cepíllate los dientes después de cada comida y complementa la limpieza con seda, cepillos interdentales y colutorios.
  • Si llevas aparato de ortodoncia utiliza la cera para evitar que su roce te produzca alguna molesta llaga.
  • Si usas prótesis dentales pon especial cuidado en su higiene y en una correcta fijación para evitar los pequeños traumatismos que pudieran producir.

A tener en cuenta

Las aftas bucales no deben durar más de 15 días. Si no curasen en este periodo, consulta a tu médico porque podrían no ser aftas sino deberse a infecciones, traumas o incluso haberse producirdo por algún tipo de cáncer.

¡No queremos asustarte! Consulta con tu farmacéutic@ que te aconsejará la mejor opción para cada caso y te indicará el protocolo a seguir.

¿Alguna vez has tenido aftas bucales? ¿Qué es lo que mejor te funcionó?

¿Qué tema quieres que tratemos en nuestro próximo post?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *