Rosácea Elimina las rojeces

¿Qué es la Rosácea?

La Rosácea es una enfermedad crónica inflamatoria de la piel, no curable que se manifiesta con un enrojecimiento en la piel debido a la aparición de pequeños vasos sanguíneos visibles a simple vista ubicados normalmente en la zona central de la cara y de forma simétrica. Así mismo las personas con rosácea pueden notar sequedad, sensibilidad excesiva en la piel, incluso quemazón.

Cursa con brotes intermitentes de enrojecimiento de la piel (también conocido como flushing) que se puede complicar con telangiectasias, pápulas y pústulas. En ocasiones se puede agravar apareciendo lesiones secundarias como edema, sensibilidad cutánea,  quemazón e incluso manifestaciones oculares.

¿Sabías que en el 80% de los casos aparece después de los 30 años y es más frecuente en mujeres de piel clara?

A partir de los 50 años es igual de frecuente en hombres que en mujeres.

¿Cómo podemos sospechar que estamos ante un brote de Rosácea?

A raíz de la aparición en el rostro de:

  • Enrojecimiento facial (eritema) transitorio o permanente.
  • Telangiectasias (pequeñas arañas vasculares en el rostro).
  • Pápulas y/o pústulas.
  • Edema.
  • Esclerosis (en los casos más graves).

 ¿Qué factores pueden causar Rosácea?

No se conoce la causa exacta que la produce. Sin embargo, se ha detectado en la mayoría de casos, que los capilares del rostro se dilatan por múltiples factores como:

  • Herencia genética.
  • La exposición solar así como cambios bruscos de frío a calor.
  • Consumo de: alimentos excesivamente calientes, tabaco, especias picantes, alcohol y aquéllos que contengan cinamaldehido (canela, chocolate, tomate…) y algunos medicamentos como corticoides, vasodilatadores…
  • Estrés.
  • Factores hormonales: menopausia y embarazo.
  • Uso de cosméticos que contengan alcohol o fragancias y resulten agresivos con nuestra piel.
  • Factores inmunológicos.
  • Algunas enfermedades: Migraña, exceso de vitamina D, rinosinusitis, enfermedades cardiovasculares…
  • Ejercicio físico intenso.
  • Ácaros como Demodex folliculorum o bacterias como Helicobacter pylori, Bacillus olenorius y Staphylococcus epidermidis. 
  • Uso continuado de la mascarilla por el roce que produce y la humedad continua que genera.

¿Cómo trato mi piel?

Tratamiento farmacológico
Rosácea y tratamiento del acné y la rosácea para eliminar las rojeces

Ácido azelaico 20% 

Actúa al mismo tiempo contra los tres factores más importantes que intervienen en el proceso acneico: la secreción excesiva de sebo, el taponamiento del canal folicular por hiperqueratinización y la colonización microbiana. Por eso es muy útil en el tratamiento de la rosácea papulopustulosa.

Si no mejoran las lesiones con este tratamiento, deberemos acudir al dermatólogo que nos recetará medicamentos antibióticos (clindamicina, eritromicina, doxiciclina…)  antiparasitarios (metronidazol, permetrina, ivermectina…) o retinoides (tretinoina, isotretinoina)

Tratamiento no farmacológico

Las pieles con Rosácea, deberán tratarse diariamente con cremas específicas hidratantes que calmen y suavicen para mejorar las lesiones y así reducir el enrojecimiento. Y tan importante como la hidratación es una buena rutina de limpieza 2 veces al día.

Los productos adecuados para limpiar la piel con Rosácea deben ser sin jabón.

Utilizaremos:

  • Limpiadores tipo syndet.
  • Soluciones micelares.
  • Leches y tónicos sin alcohol.

Debemos secar la piel sin frotar, sólo aplicando la toalla con pequeños toques.

Para conseguir una buena hidratación usaremos cremas no agresivas con componentes calmantes y libres de alcohol, aceites y fragancias.

Todos estos productos son adecuados para la Rosácea por contener sustancias de elevado poder calmante y vasoprotector como: caléndula, ruscus, hammamelis, mirto, azuleno

Sobre todo evitaremos componentes que puedan irritar la piel como: Acetona, mentol, jabones y sustancias astringentes que contengan alcohol o fragancias.

No olvides SIEMPRE usar un buen fotoprotector en todas las épocas del año y evitar exposiciones solares prolongadas.

¿Sabías que para disimular las rojeces los mejores correctores y maquillajes son los que contienen pigmentos verdosos?

Por la noche es preferible realizar una DOBLE LIMPIEZA ya que durante el día hemos utilizado aparte de la crema hidratante, el protector solar y los maquillajes. Usaremos primero un Aceite desmaquillante que arrastre las partículas que se disuelven en grasas y después un Limpiador suave que arrastre las partículas que se disuelven en agua.

También es importante realizar una EXFOLIACIÓN ENZIMÁTICA una vez a la semana con productos a base de Papaína y Bromelina que son exfoliantes más suaves. Y posteriormente aplicaremos una MASCARILLA que nos ayude a repara la piel.

Igualmente importante es cuidar la alimentación.

Debemos consumir una dieta variada rica en:

Fibra ya que los prebióticos nos ayudarán a mantener nuestra flora intestinal en óptimas condiciones.

Omega 3 y Antioxidantes (zanahoria, frutos rojos..) muy ricos en betacarotenos que son muy efectivos para disminuir la inflamación que se produce en los brotes intermitentes de la rosácea.

Nuestros consejos.

Evita en la medida de lo posible los factores que pueden desencadenar la Rosácea y que hemos descrito más arriba:

  • Cuida tu alimentación evitando aquellos alimentos excesivamente calientes, tabaco, especias picantes, alcohol y aquéllos que contengan cinamaldehido.
  • Evita en la medida de lo posible la exposición solar así como los cambios bruscos de frío a calor.
  • Mantén el estrés bajo control.
  • Realiza una limpieza facial suave 2 veces al día y posteriormente, aplica cosméticos respetuosos con este tipo de pieles, sin alcohol o fragancias agresivas con la piel.
  • No realices ejercicio físico intenso.
  • Retira la mascarilla siempre que puedas y cámbiala con la frecuencia que recomiende el fabricante para evitar la concentración de bacterias en ella.
  • Nunca te automediques con corticoides porque se podría producir un efecto rebote.
  • Utiliza protector solar todos los días, preferiblemente en textura gel-crema, oil free para pieles sensibles.
  • A la hora de elegir maquillaje, recuerda que contenga pigmentos verdes para camuflar mejor las rojeces.

¿Te han sido útiles nuestros consejos?

¿Qué producto recomendarías de los que has probado?

Te interesa: La rutina de belleza más recomendable

¿Qué tema te gustaría que tratásemos en nuestro próximo post?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies